¿Cubre un seguro médico privado los gastos de un parto?

El nacimiento de un niño/a es causa de alegría tanto para los padres, familiares y amigos. Por ello, son cada vez más los futuros padres que confían en la sanidad privada a la hora de tener a su hijo/a, para que se encuentren atendidos en todo momento.

Los principales motivos por los que una pareja toman la decisión de contratar un seguro privado para el nacimiento de su hijo frente la sanidad pública son: la libre elección de médico y centro hospitalario, habitación individual y la flexibilidad de horarios de visitas, entre otras.

Es muy importante tener en cuenta a la hora de contratar un seguro de salud que le incluya los gastos del parto, cuáles son la condiciones y servicios que presta la póliza y si existen periodos de carencia.

En la mayoría de los casos, las aseguradoras que incluyen los gastos del parto tienen un periodo de carencia desde que se contrata la póliza hasta el momento en que se pueda hacer uso de esa cobertura. Entendemos como periodo de carencia, dentro de un seguro, el plazo de tiempo que ha de transcurrir desde que se realiza el seguro hasta el momento en que se pueda hacer efectiva dicha cobertura.

Las aseguradoras suelen establecer un periodo de carencia entre 240 y 300 días desde que se contrata el seguro. Es decir, si usted contrata un seguro y en ese momento usted está embarazada, tiene que transcurrir un plazo entre 8 y 10 meses – dependiendo del seguro – para que el seguro le cubra los gastos del parto.

Por el contrario, si usted se queda embaraza después de contratar el seguro de salud, la mayoría de las compañías aseguradoras le cubren la asistencia en el parto.

Dentro de la asistencia en el parto, son muchas las compañías que incluyen tanto los gastos de cesárea, en los casos que fuesen necesarios, como la anestesia peridural.

Destacar que también hay compañías que cubren el seguimiento del embarazo – en el caso de que el embarazo se produjese una vez contratado el seguro – y ofrecen terapias como gimnasia postparto.

Como recomendación antes de decidirse sobre una seguradora u otra, tiene que informarse sobre todas las coberturas que le ofrecen durante y después del parto: si el hospital cuenta con UCI neonatal, incubadoras, parto por cesárea, atención al recién nacido durante sus primeros días de vida, asistencia telefónica 24 horas, gimnasia pre y post parto…etc.